lunes, 26 de marzo de 2018

Reseña: En el bosque, bajo los cerezos en flor



En el bosque, bajo los cerezos en flor
Título: En el bosque, bajo los cerezos en flor
Autor: Ango Sakaguchi
Páginas: 160
Publicación de esta edición: 2013
Editorial: Satori
Género: Terror

Sinopsis


Un despiadado ladrón se ha instalado en las montañas y aterroriza a los viajeros que osan cruzar el solitario paso de Suzuka, un camino poco frecuentado que atraviesa un misterioso bosque de cerezos. Un día, en una de sus habituales fechorías, el ladrón cae rendido ante la arrebatadora belleza de una enigmática mujer y decide llevársela consigo para convertirla en su esposa. Subyugado por su hermosura, el bandido se desvivirá por colmarla de oro y joyas y accederá a trasladarse con ella a la capital. Una vez allí, el deseo irrefrenable de la caprichosa mujer lo sumirá en una vorágine de muerte y locura que solo podrá llegar a su fin de una única forma.
Incluye también «La princesa Yonaga y Mimio» y «El Gran Consejero Murakami» otros dos relatos de Ango Sakaguchi protagonizados por mujeres fatales en los que la belleza se torna en perversión y el deseo, en violencia.



Opinión



Cuando hace unos meses me recomendaron este libro y me dijeron era de terror y de un autor japonés captaron mi interés de inmediato. Después, buscando el libro vi que tanto la sinopsis como la portada (que es preciosa a la vez que inquietante) me atraían incluso más. Así que no lo dudé y decidí leerlo.
Como os imaginaréis, es un libro que se lee en un día, tiene muy pocas páginas, y que sean tres relatos hace que resulte más ligero de leer.

El primer relato, En el bosque, bajo los cerezos en flor, nos cuenta una historia del pasado, cómo antes los cerezos en flor eran temidos y evitados por algo horrible que había en ellos. Nos cuenta cómo un temible ladrón se enamora perdidamente de una hermosísima mujer y decide hacer todo cuanto ella ordene, sin preguntas, sin pensar. Pero ese amor le traerá la perdición.

En el segundo relato, La princesa Yonaga y Mimio, tenemos a Mimio, un joven carpintero que tiene la oportunidad de trabajar para un gran señor, cuya hija es la más hermosa jamás vista. Le encargan un trabajo, que es a la vez una competición.
Por supuesto, también suceden ciertas cosas horribles y el final no es muy agradable.

Por último tenemos El gran consejero Murasaki, aquí el protagonista es un consejero muy desagradable que, como ya os imaginaréis, también se enamora de una mujer de belleza divina y las cosas no terminan bien.

Como ya veis, los tres relatos tienen en común que hay una mujer de belleza incomparable que enamora a cualquiera. Son mujeres fatales, aunque no siempre es porque ellas lo busquen así.
Son relatos que bien podrían pasar por leyendas japonesas (he leído algunas de estas leyendas y son precisas a la vez que terribles). Además está contado de tal forma que, si no fuera por lo fantasioso que es, podría pasar por historias reales (algo adornadas, quizá).

Así que si no lo habéis leído aun y os gusta o interesa este tema os lo recomiendo mucho.

Valoración











13 comentarios:

  1. Hola!!
    El género de terror no me suele gustar mucho.
    Me alegro de que lo hayas disfrutado.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Es mi género favorito! Realmente no lo conocía, ya mismo lo anoto para leerlo, tiene buena pinta, ¡Gracias por la reseña!


    개소리해˚₊·

    ResponderEliminar
  3. ¡Holis! Me encantan las leyendas japonesas, son bastante terroríficas. Este libro tiene muy buena pinta y seguramente me encantará.
    Gracias por la reseña.
    Besos 😘

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Nunca suelo leer de estos libros, pero me ha llamado muchísimo la atención. Se va directo a mi lista de pendientes!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí. Yo también tengo un blog literario así que te invito a que te pases si te apetece :)
    La verdad es que no suelo leer libros de relatos y con este no creo que me anime pero la verdad es que me llaman ciertas cosas que me comentas, parece un libro diferente.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    La verdad es que en este momento tengo muchos libros pendientes, y tampoco me llama mucho la atención el libro, así que lo dejaré pasar.
    Gracias por la entrada.
    Besos<3

    ResponderEliminar
  7. Hola, suena interesante y muy terrorífico, lo apunto para cuando tenga ganas de lago como esto. Gracias por la reseña:)

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. No soy para nada de historias de miedo... no puedo con ellas, empatizo demasiado así que dudo que pueda llegar a leerlo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    La verdad es que yo tampoco soy de historias de miedo, pero esta tiene una pintaza...¡Ya veremos!
    ¡Mucahas gracias por tu reseña! ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Tengo este libro en casa pero todavía no lo he leído. Leyéndote me han entrado muchas ganas así que espero que sea una lectura para este mes que entra ^^. A mí es que me encanta todo lo japonés (autores, cuentos, tradición...) :).
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Hace ya algun tiempo tengo muchas ganas de leer este libro, me encanta la cultura japonesa y tambien me habian comentado que tenian un cierto misticismo que podria catalogar los cuentos como leyendas japonesas. Ese fue el punto a favor mas relevante para querer leerlo jajaja Me encanta el libro, me alegra que te hayan gustado tanto los relatos, yo espero poder conseguirlos y disfrutar tambien :3 ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar
  12. Hola! Había leído la sinopsis sin fijarme en los datos técnicos y al leer luego tu reseña me ha chocado porque no lo había considerado de terror, pero me alegro de que lo sea porque esa temática me encanta ♥ Me parece curioso que esté ligado, o más bien que se parezca a leyendas japonesas, sin duda le daré una oportunidad

    Saludos desde Carpe Librum Seize The Book

    ResponderEliminar
  13. El tema es muy interesante para mí :)

    ResponderEliminar