jueves, 11 de mayo de 2017

Reseña: Viaje al centro de la Tierra



Viaje al centro de la Tierra


Título: Viaje al centro de la Tierra
Colección: Viajes extraordinarios 3
Autor: Julio Verne
Páginas: 330
Publicado en: 1864
Editorial: RBA
Observaciones: Pertenece a la colección Viajes extraordinarios, pero es independiente del resto de la colección.






Sinopsis



Durante siglos, un jeroglífico ha permanecido oculto entre las hojas de un libro; sin embargo cuando éste caiga en manos del profesor Lidenbrock, un fantástico viaje hasta entonces inimaginable, se podrá llevar a cabo: un viaje al centro de la Tierra.


Opinión


¿Quién no conoce esta gran obra que ha sido adaptada varias veces?
Quien no haya leído el libro habrá, al menos, visto algunas de las películas basadas en él, aunque en mi humilde opinión no son realmente fieles a la obra original.

Hacía ya tiempo que quería leer alguna de las obras de Julio Verne, pero siempre tenía alguna excusa para no hacerlo y esta vez no quería dejarlo pasar más tiempo. Y me alegro de haber leído este libro al fin, porque me ha encantado.

La historia está escrita en primera persona, desde el punto de vista de Axel, el sobrino de Otto Lidenbrock. Tío y sobrino son muy distintos uno de otro: el profesor Lidenbrock es un sabio algo extrabagante que imparte clase en la universidad, especializado en geografía y mineralogía, y tiene mucho carácter, además de ser impaciente y a quien le gusta tener siempre la razón; Axel es todo lo contrario a su tío, es la voz de la razón, un joven prudente y en ocasiones algo pesimista, también especializado en minerales.

Todo comienza con un misterioso pergamino escondido en un antiguo manuscrito ambos escritos en runas antiguas que darán bastantes quebraderos de cabeza a ambos. Cuando al fin logran descifrar el pergamino el profesor se vuelve como loco y comienza de inmediato el viaje. La aventura realmente comienza en este punto, cuando viajan de Alemania a Islandia. Allí contratan los servicios de un guía islandés, Hans, que a lo largo de toda la travesía salva la vida de los otros en más de una ocasión. Hans me a parecido el personaje más tranquilo, silencioso y apacible de todos, solo te acuerdas de él cuando tiene que salvar a los otros dos o guiarlos o por camino correcto (a pesar de que él tampoco ha estado nunca dentro de un volcán ni en el centro de la Tierra). Puede que solo haya sido mi impresión, pero me ha parecido que Hans no se impresionaba ni asustaba ante todo lo que los tres han ido viviendo y descubriendo.

Cuando descienden por la chimenea del volcán para intentar llegar al centro me ha parecido algo monótono a la vez que instructivo, ya que abundan palabras de geología, mineralogía e incluso de paleontología. La vedad es que no estaría demás tener un diccionario al lado para entender ciertas palabras y no perderse o incluso aburrirse. El descenso acaba con cierto incidente tras el cual al fin llegan a una inmensa caverna con luz propia, un bosque de setas gigantes, un inmenso mar… Pero a diferencia de la imagen que todos tenemos del centro de la Tierra no se cruzan con ningún T-Rex ni con ningún otro dinosaurio, salvo dos gigantescos que se pelean a muerte cuando están cruzando el mar, bautizado Lidenbrock. Si encuentran, sin embargo, toda una llanura de esqueletos completos de aquellas criaturas y de otras demasiado grandes para ser de un humano normal.
Como todos sabemos, los tres aventureros no regresan a la superficie del mismo modo ni en el mismo lugar por el que entraron, pero tras regresar y dar a conocer su aventura se convierten en héroes, aunque muchos sabios de distintos países se niegan a creer en la veracidad de tal historia.
También he de mencionar que los capítulos son bastante cortos, lo que hace que la lectura sea mucho más amena. Y además, los personajes van cambiando, aunque poco, a lo largo de la aventura (excepto Hans).


La edición que yo tengo, además de Viaje al centro de la Tierra tiene también dos de los cuentos (o relatos cortos) escritos por Julio Verne:

·         Un drama en México

Relata el triste final de dos buques de la marina española cuyos tripulantes se revelan llegando a matar al capitán de uno de los buques y abandonando al resto de los tripulantes fieles al capitán en una isla desierta y después se dirigen a México, donde pretenden vender los buques y ponerse al servicio de los mexicanos. Los dos cabecillas viajan a caballo por tierras mexicanas. Como es típico de Julio Verne, describe muy bien todo el paisaje e incluso menciona todos los tipos de mestizos que hay entre los mejicanos (que no son poco y la gran mayoría yo no conocía). Durante su viaje, les van sucediendo ciertas cosas a las que no les dan explicación alguna, salvo que se trata del fantasma del capitán asesinado que busca venganza. Por supuesto no hay fantasma alguno y los causantes se descubren en el último momento.


·        Diez horas de caza

Esta pequeña historia sucede en Amiens (Francia). Aquí el protagonista nos relata sus vivencias en el primer y único día que va de caza a pesar de que no le gusta ni la caza ni los cazadores. Un amigo suyo, cazador, le invita a ir de caza, y él, únicamente por cortesía, acepta, pero sin intención de disparar siquiera. Sin embargo si llega a disparar en más de una ocasión, aunque sin acertar, e incluso llega a sentir cierto gusto. Más adelante, se separa de sus compañeros, o mejor dicho, ellos le dejan atrás a causa de la mala suerte que les provoca, y tras cierto incidente con un gendarme, da un nombre falso, cargando así las culpas a un amigo suyo que ni siquiera estaba allí y que el pobre deberá pagar.







Comenta



2 comentarios:

  1. ¡Hola bonita!
    Antes que nada agradecerte que te pasaras por mi blog y disculpa que no te explicase cómo seguirme en blogger!! Es muy sencillo, en mi columna lateral (a la derecha) tengo un gadget que dice Sonámbulos permanentes y abajo salen un montón de fotos de la última gente que me ha seguido. En azul hay un botón que dice "Seguir", es simplemente darle click ahí y listo :) Si te diese error, justo debajo de ese gadget explico cómo solucionarlo. ¡Gracias por tomarte tanta molestia!
    En cuanto a la reseña, lo de colección no sé si significa que forma parte de una saga, pero si es así no tenía ni idea o.o Yo leí este libro en el colegio, como casi todo el mundo creo yo, aunque no tengo ni idea de qué me pareció. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto :)
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso, sí, ya te seguía.

      En cuanto a esta reseña, lo de colección, en este caso, no es por pertenecer a una saga. La mayoría de libros de Verne (por no decir todos) forman parte de la colección Viajes extraordinarios, pero no tienen nada que ver unos con otros. Cada libro es una historia distinta, con personajes distintos.

      Eliminar