viernes, 21 de abril de 2017

Reseña: Teutoburgo


Teutoburgo



 Título: Teutoburgo
Páginas: 464
Publicado en: 6 de Abril 2017
Editorial: Grijalbo
Género: Histórico
Observaciones: Autoconclusivo. No tiene continuación







Sinopsis


En septiembre del año 9 después de Cristo, veinte mil soldados romanos avanzan confiados en su victoria hacia un bosque impenetrable en el norte de Germania. Pero en realidad todo comenzó años atrás…

Dos muchachos corren por el bosque. Armin quiere mostrar a su hermano Wulf un prodigio: el «camino que no se termina nunca». Una vía pavimentada de piedras pulidas, tan hermosa como si fuera obra de los propios dioses, que los soldados romanos están construyendo cerca de su aldea, en el corazón de la agreste Germania. Una calzada que cruza bosques, ríos, ciénagas y ni siquiera se detiene ante las montañas.
Mientras están admirándola, oyen los pasos de una patrulla romana. Pese a oponer resistencia, terminan siendo capturados. Sin embargo no les matan. Armin y Wulf son los hijos del caudillo de los queruscos, un guerrero poderoso y amado por su tribu. Son llevados a Roma en calidad de «huéspedes» de César Augusto, quien los deja al cuidado del centurión Marco Celio Tauro.
Años después los dos jóvenes se han convertido en Arminius y Flavus, dos expertos soldados respetados por todos y que han sabido ganarse la confianza del propio emperador.
Pero ¿pervive todavía la llamada de la sangre? ¿Podría la fidelidad a los suyos llevarles a traicionar la tierra que les ha adoptado?


Opinión



Al principio me ha costado engancharme al libro sobro todo por tantas descripciones minuciosas, muchas de ellas casi innecesarias en mi opinión, que duran párrafos enteros. Además en la primera parte hay monólogos bastante largos que nos cuentan la forma de vida de los romanos y a veces también de los germanos, costumbres, formas de actuar, construcciones de caminos, edificios… Hasta te cuenta cómo es el curso del agua a través de un acueducto. Y algunos diálogos resultan poco creíbles, como si hablasen máquinas. A mí me ha dado la impresión de estar leyendo un libro de texto de historia del colegio.

Es hacia la mitad de la segunda parte cuando ya se pone más interesante, cuando ya se nota que lo que estás leyendo es una novela basada en hechos históricos.

La tercera parte es la que más te engancha, sin poder dejar de leer, es donde más acción hay, donde suceden las batallas más importantes. Es la parte más intensa y dura de todo el libro.

Muchas de las situaciones ya te las esperas desde mucho antes de llegar a ellas y el final es predecible desde el comienzo del libro. El final no podía ser distinto al tratarse de un hecho histórico que ocurrió de verdad, pero podría haber intentado evitar ser tan predecible.
El final no es lo único predecible, también lo es el carácter de cada uno de los hermanos germanos, Armin y Wulf, dos muchachos que son romanizados para mantener un pacto entre germanos y romanos. El nombre romano que ponen a cada uno ya nos indica cual serán sus destinos, pero también nos lo dice su carácter: uno de ellos “salvaje”, de ideas firmes e inteligente, siempre esperando el momento más oportuno para regresar con los suyos y ser libre; el otro más curioso, con ansias de aprender, de saberlo todo y por tanto de mente más abierta e influenciable y acepta su nombre romano desde el comienzo y no le importa no regresar a su tierra.

A veces (sobre todo en la primera parte) resulta bastante repetitivo, no solo porque las situaciones sean similares sino porque repites las mismas cosas, como el nombre de uno de los personajes, que lo repitan completo demasiadas veces o algunos diálogos o descripciones.





El libro me ha gustado bastante, es una historia muy interesante y siempre es bueno saber más de nuestra historia, de lo que sucedió en el pasado, pero habría disfrutado mucho más de la lectura si no fuera por el esceso de información del principio.

Valoración

3-5










No hay comentarios:

Publicar un comentario